Aparejo Varios Reciclaje Montaje Indice de Manualidades Formulas Indice Manualidades
  Cañas Artesanales de Bambú Refundido   

Introducción

Toda persona aficionada a la pesca con mosca alguna vez en su vida ha soñado con poseer una caña de las que se ven en los catálogos que nos llegan del exterior, especialmente de los EEUU y de Inglaterra, pero cuando miramos su precio, lo unico que podemos llegar a decir en la mayoria de los casos, sigo pescando con mi vieja y querida caña, adquirida la mayoria de las veces con mucho sacrificio.


En este artículo espero poder orientarlo para que con un poco de paciencia usted la proxima temporada, tenga el placer de estrenar su propia caña de bambú, y aunque no tenga la marca afamada , como sello distintivo, usted pondrá, antes de aplicarle las manos de barniz, la fecha en que la hizo, su nombre, es mas, si tiene ganas hasta su grupo sanguíneo.


Le explicare la forma de hacer sus matrices para darle la forma definitiva a las varillas de bambú, la manera de cortar los trozos de caña con el sistema sin nudo, cosa que aunque parezca mas difícil, le aseguro es la más fácil.
Usted podra aprender a construir los pasahilos, la anilla de la puntera de la caña, el mango de corcho y el portareel (portacarretes) en la madera que mas le guste.
Pero como todo en la vida no es soplar y hacer botellas, tambien debo decirle , que es muy difícil, pero no imposible, solo debe ponerse la meta de poder lograrlo, y con tiempo y ganas lo podrá hacer, y al final disfrutar de su propia caña.


Yo he construido varias de ellas, las cuales he regalado a mis amigos más queridos, pero tambien he tenido mis buenos y espectaculares fracasos, cañas apunto de ser terminadas tener que dejarlas de lado porque no me gustaban por defectos de construcción.


Debo decir tambien que tengo un lema en mi vida y que puede servir en todo aquello que uno se proponga, desde una norma de conducta en su vida, como asi tambien en la crianza de los hijos, y como toda persona que se dedica a la pesca con mosca, sé fehacientemente que posee altos ideales, porque el solo echo de devolver un pez capturado, con cuidado de causarle el menor daño posible y más cuando nadie lo ve a uno. Digo que tal persona , es un hombre de bien. Mi pensamiento, es que no tiene tanta importancia lo que un hombre llegue a ser en la vida, un excelente profesional, un simple obrero, un simple ciudadano, o un buen padre de familia.
Lo que hagamos en cada acto de nuestra vida, debemos hacerlo con estilo, es preferible fracasar con estilo a triunfar en lo mediocre.


Imágenes y texto © Alberto José Usman


Construcción de una caña de bambú sin nudos:
1ª parte | 2ª parte | 3ª parte | 4ª parte | 5ª parte | 6ª parte