Aparejo Varios Reciclaje Montaje Indice de Manualidades Formulas Indice Manualidades
  Construcción de una caña de bambú refundido  

tonkin01a.jpg (63843 bytes)

En la imagen superior se muestran la mayoria de las herramientas que se utilizan para la construcción de una caña de bambú refundido.  Incluidas en la foto están los cepillos para desbastar, un cepillo de corte, un calibre tipo pie de rey, un calibrador de profundidad (reloj conparador), tres tipos diferentes de hormas para un desbastado preliminar, secundario y definitivo.

tonkin01aa.jpg (40498 bytes)

Bloques de 2' de diametro de caña de Tonkin. Para hacer una caña de bambú refundido, un bloque se divide en varillas largas y finas, que posteriormente necesitan ser enderezadas con calor a nivel de los nudos (los nudos son los anillos elevados que se observan en el exterior de la planta de bambú). Solo después de este tratamiento, pueden empezarse a cepillar las varillas de bambú para darles el perfil a las varillas de las que está compuesta la caña de bambú refundido (esta imágen es cortesía de Andy Royer).

tonkin01.jpg (40766 bytes)

Una caña de 6' de largo de bambú de Tonkin, antes y despues de dividirla en varillas.


tonkin02aa.jpg (52441 bytes)

Esta imagen muestra el proceso de obtencion de las varillas.  Un destornillador estandard con la punta afilada, se introduce en la caña a nivel del nudo, con la mano protegida con un guante, se fuerza hacia el lateral del destornillador, dividiendo de esta forma la varilla en dos en toda su longitud.


tonkin01cc.jpg (25363 bytes)

Varillas recien cortadas de una caña de Tonkin. Los bultos son los restos de los diafragmas de los nudos, que están en el interior del bambú, en cada uno de los nudos. Hay que quitarlos, y luego, se aplicará calor y presión para aplanar la elevación de cada nudo.

tonkin02.jpg (55667 bytes)

Calentando el area del nudo con una pistola de calor (pistola decapante) para ablandar la caña.  Cuando la varilla se ha calentado lo suficiente, se sujeta firmemente en un torno para aplanar el area del nudo.

tonkin03.jpg (34725 bytes)

Una de las varillas de la caña en la horma de desbastado preliminar. El surco con un ángulo aproximado de 82° en esta horma de madera, ayuda a empezar a hacer el ángulo de 60° en la varilla de bambú conforme se va desbastando. Una vez se ha creado el ángulo de 60°, colocamos la varilla en otra horma de madera, la cual tiene un surco de 60°.

tonkin04.jpg (43038 bytes)

Una varilla en la horma secundaria con un surco de 60°. Desbastando en esta horma, conseguiremos que la varilla llegue a tener una sección con forma de triangulo equilatero.

tonkin05.jpg (18284 bytes)

Comprobando la exactitud de los ángulos con una galga calibre de 60° (imagen izquierda) . Este grupo de varillas ha pasado el segundo nivel de desbastado. En sección, tienen forma de triangulos equilateros, lo que nos permite juntarlos para formar una caña que es hexagonal. Se juntarán posteriormente con cuerda para colocarlos en un horno para hacer un tratamiento con calor, para secarlos, templarlos y enderezarlos. Nota que el lado de cada varilla que queda en el exterior todavía mantiene la cutícula externa del bambú, que sirve como revestimiento de protección natural en el exterior de la planta de bambú. El lado de las varillas que tiene este revestimiento, nunca se desbasta, ya que la mayor parte de las fibras elásticas de la planta de bambú se encuentran justo por debajo de esta fina cutícula. Sin embargo, la cutícula la eliminaremos en los últimos pasos de la creación de la caña, con papel de lija muy fino.


tonkin07.jpg (44902 bytes)

Las seis varillas triangulares unidas con el hilo, forman la sección hexagonal típica de las cañas de bambú refundido (imagen superior). El enrrollamiento con el hilo hará que se produzca un enderezamiento en el tratamiento de curado con calor, eliminandose así las deformidades que cada varilla podía tener originalmente. Más importante es que el tratamiento por calor en un horno de 6' de largo (imagen inferior) elimina el exceso de humedad, y proporciona algo más de rigidez a la caña. Muchos constructores de cañas creen que colocar la caña en un tubo de hierro que posteriormente calientan con un soplete sirve para esta función tan bien como lo hacen los hornos más caros.

tonkin08.jpg (32435 bytes)

Después del tratamiento con calor, las varillas de bambú han de pasar por un desbastado final en unas hormas hechas con dos barras de acero ajustables (también pueden usarse hormas ajustables de madera para el desbastado final). Los bordes de union de las barras, crean un surco de 60° hacia el centro de las hormas que se ajusta en profundidad apretando o soltando los tornillos que juntan o separan las dos barras de la horma. La profundidad del surco en cada punto a lo largo de la horma es lo que determina el perfil de la varilla, desde la parte gruesa de la parte inferior de la caña hasta la más fina de la puntera de la caña. Este ajuste se realiza en la horma usando el calibrador que nos mide la profundidad que se muestra en la imagen. Hay un número infinito de perfiles que podemos usar, y en gran medida para llegar a ser un buen constructor de cañas implica comprender como afectan los diferentes diseños de los perfiles sobre la acción de una caña durante el lanzado.

tonkin09.jpg (34310 bytes)

Desbastando una varilla para obtener el perfil usando las hormas de acabado de acero. El lado de la horma que vemos es para obtener el diámetro más grande, que formará la sección inferior de la caña. El otro lado de la horma tiene un surco menos profundo, y se usa para desbastar la sección de la puntera.


tonkin10.jpg (39022 bytes)

Las varillas a veces tienden a separarse durante el desbastado por las irregularidades granulosas a nivel de las areas de los nudos. Para suavizar estas zonas, se usa un cepillo de corte. El cepillo de corte también se usa a menudo para eliminar las ultimas milésimas de pulgada de material de las varillas para nivelarlas con la superficie superior de la horma de acero. En estas imagenes se muestra la horma de metal con una de las varillas que formarán la puntera de la caña.

tonkin11.jpg (40973 bytes)

Atando las varillas de bambú con una máquina de atar del tipo Garrison. Es un mecanismo simple aunque ingenoso que sujeta las varillas manteniendolas fuertemente unidas mientras se pegan, lo cual ayuda a hacer invisibles las uniones encoladas entre cada varilla. Sin embargo, tambien es posible hacer un buen trabajo de atado a mano, sin la ayuda de la máquina de atar.

tonkin12.jpg (48771 bytes)

Detalle de la máquina de atar.


tonkin13.jpg (33605 bytes)

Las varillas pegadas, despues de haber pasado dos veces por la máquina de atar (una para aplicar un enrrollamiento de hilo según las manecillas del reloj, y otra para hacer un enrrollamiento de hilo en sentido contrario). Nota el exceso de pegamento cubriendo las varillas. Lo lijaremos más tarde.

tonkin14.jpg (33793 bytes)

Los tramos desnudos de la caña después de haberlos lijado con papel de lija muy fino para eliminar el exceso de pegamento y la cutícula natural del bambú.


tonkin14a.jpg (24542 bytes)

La puntera acabada, descansando sobre las hormas o moldes de acero.  El final de la puntera es de 74 milesimas de pulgada de grosor. Cada una de las seis varillas de la puntera tiene un grosor de 37 milesimas de pulgada en el extrmo más fino.


tonkin15.jpg (39485 bytes)

La caña de 8' , dos tramos, (tres punteras) y linea 6, basada en un perfil diseñado por Garrison.

End


Para tener una información más detallada sobre la forma de hacer las cañas, consigue uno (o todos) de los siguientes libros:
A Master's Guide to Building A Bamboo Fly Rod. Everett Garrison with Hoagy B. Carmichael. Martha's Glen Publishing Co. [1977]
Handcrafting Bamboo Fly Rods. Wayne Cattanach. Privately published [1992]
How to Make Bamboo Fly Rods. George W. Barnes. Winchester Press [1977]

Publicado en 'Making a Bamboo Fly Rod' por ©Thomas Penrose 1997, 2000
Traducido por Javier Llavador . 21/5/2000